Video      Proyecto     Imágenes   Colaboraciones    Prensa   
EL MATAM EL MISH-MASERY
(El Restaurante No-Egipcio)

Instalación, acción, fotografía

 

“El Matam El Mish-masery” (El restaurante no egipcio ) es un proyecto de arte colaborativo, instalación y fotografía que consiste en la creación de un pequeño restaurante popular en el corazón de Ard de Lewa, uno de los barrios informales de la ciudad de El Cairo.

Este restaurante estuvo abierto durante el mes de Noviembre 2012 y fue usado para reflexionar sobre la pérdida de Soberania Alimentaria en el contexto de Egipto. A través de la creación de una serie de menús, se presentan dos de los hechos que modelan la situación agroalimentaria actual del país:

-. Pérdida sustanciosa de grandes superficies de suelo fértil en un país mayoritariamente compuesto de desierto, resultado de la construcción descontrolada e ilegal sobre tierras agrícolas.

-. Disminución de las posibilidades del pueblo egipcio para adquirir comida saludable y asequible. Producción de alimentos para el mercado internacional, versus, producción para el mercado doméstico.


 

Utilizando las instalaciones del centro de creación contemporánea “artellewa” se montó a pie de calle una cocina popular, adoptando las formas y la estética de los restaurantes locales y estuvo funcionando de acuerdo con los siguientes menús:

MENU 1- Semana 1

Durante la primera semana se cocinó con aquellos productos que Egipto cultiva para el mercado Internacional. Normalmente de alta calidad y elaboración ecológica, estos productos son difícilmente accesibles para la mayoría de los habitantes, ya que no se encuentran en el mercado  o sus precios son prohibitivos.
A la hora de comprar y cocinar estos productos se contó con la colaboración de Elisabeth Shoghi, chef internacional de hoteles y restaurantes 5 estrellas.

MENU 2 - Semana 2

Durante la segunda semana se cocinó con aquellos productos que Egipto dispone para el consumo nacional, bien de producción doméstica o de importación.
Para ello se contó con la colaboración de 4 mujeres residentes en el barrio: Om Islam, Om Mohamed, Om karim y Waefá quienes cocinaron platos de la gastronomía popular, en relación a los presupuestos reales de los que disponen en cada uno de sus hogares. El plato que aquí se presenta “Khosary” está hecho a medida del presupuesto de Waefá quien tan solo cuenta con 300 libras egipcias al mes ( unos 34 euros) para alimentarse ella y su marido.

MENU 3 - Semana 3

En la tercera semana se llevó acabo el acto simbólico de “cosechar” los ingredientes para el restaurante en el suelo del barrio. Con la colaboración de la artista Solafa Ghanem  y el trabajo voluntario de Rana Khodair, cada día se recolectaron para cocinar, todo tipo de elementos de ese terreno. Donde tiempo atrás se cultivaban tomates, pepinos, cebollas… ahora solo se pudieron encontrar cigarrillos acabados, chicles, peladuras, plásticos…

MENU- Semana 4

En la cuarta semana se llevó a cabo una excavación arqueológica en busca de indicios del pasado agrícola del barrio. Con la colaboración de la arqueóloga y egiptóloga Salima Ikram, se abrió sobre el terreno un nicho de 1, 5 metros de profundidad, donde tras unos 90 cm de desperdicios, apareció la prístina tierra fértil.

Un día conocido con el sobrenombre de “La despensa del Imperio Romano” Egipto es hoy uno de los mayores importadores de grano.

Hasta mediados del siglo veinte podía alimentar casi el 100% de la población con su producción domestica, pero a partir de los años 70-80, con las nuevas políticas de agricultura y desarrollo que impuso el polémico ministro de agricultura Yousef Wali, este alto nivel de autosuficiencia empezó a truncarse hasta el estallido de la Crisis Alimentaria del 2008, siendo esta falta de alimentos, uno de los motores principales de la revolución en enero del 2011.

 

 

De manera paralela en los últimos años, las áreas suburbanas de El Cairo y otras localidades del Delta, han crecido rápida y descontroladamente transformando grandes superficies de tierra fértil en terreno urbanizado, aumentado todavía más los problemas de autosuficiencia.

Estos barrios informales construidos de manera ilegal, sin planificación urbana y casi sin servicios públicos, son popularmente conocidos como “Ashguahiyats” que quiere decir literalmente “cosas dejadas  al azar”.

 

 

Irónicamente los habitantes de estos “Ashguahiyats”, son mayoritariamente agricultores, campesinos o hijos de, que al haber sido desposeídos de sus tierras o al no poder  mantenerse económicamente con la producción de las mismas, migran a los grandes centros urbanos, donde son empleados como peones de la construcción.

 

 

Este proyecto tiene como contexto y base, uno de estos barrios informales, el barrio de Ard El Lewa, situado al noroeste de  Giza.

Ard El Lewa significa “La tierra del general”.

 

   Video      Proyecto     Imágenes   Colaboraciones    Prensa